Posts Tagged ‘sueños’

como llegar a ser el programador ideal

mayo 19, 2012

En la película Hero con Jet Li, en una escena se rebela del ideal al que puede llegar un espadachín. Cabe entender que en esa época se podía vivir de manejar una espada con cierta pericia. El avance de la tecnología llevó a que uno pueda vivir de escribir programas. Salvando grandes distancias, creo que se puede obtener cierto paralelismo entre lo que la peli dice de como se llega a ser un esapadachín ideal y de como se llega a ser un programador ideal.

Va acá una adaptación en inglés, porque me suena más lindo. Pero vale tanto en español como en inglés. El original es en chino mandarín.

Codemanship’s first achievement
is the unity of man and code
Once this unity is attained
even a shell script can solve any requirement
The second achievement is when
the code exists in one’s heart
when absent from one’s hand
One can deploy a full distributed system
even with bare hands
Codesmanship’s ultimate achievement
is the absence of the code
in both hand and heart
The codeman is at peace
with the rest of the world
He vows not to cludge
and to bring peace to mankind

Creo que el primer logro es cuando aprendés decentemente un lenguaje y conocés medianamente los recursos que te da el sistema operativo para hacer casi cualquier programa.

Obtuviste el segundo cuando lográs aprehender el concepto de declaratividad.

Finalmente, podés decir que llegaste al último logro cuando empezás a irte del laburo a la hora que acordaste el día que entraste.

Anuncios

Los números y la Quiniela.

julio 11, 2007

Siempre me han gustado los números. Tal vez porque representan un sistema de valores símbolos al que se le pueden asignar valores y definir reglas. Como las cartas(naipes) y los juegos de cartas.

Pero tal vez el misterio más grande que tienen, a mi humilde entender, es La Quiniela. Este es el juego de azar más popular de Argentina. Es un sorteo de 20 números de 4 cifras sobre el cuál el apostador puede elegir uno, dos, tres o cuatro números y su posición y hacer una apuesta que se multiplica según la exactitud del resultado.

La cosa se puede complicar y ya entra la palabra que solo le escuché a Riverito, la redoblona. La redoblona es cuando se juega a dos pares de números de dos cifras. Esta puede ser por extensión, que vale para cualquier ocurrencia de esos dos números de dos cifras, y también puede ser exacta que es cuando también se apuesta a la posición de esos dos números. Pegar una redoblona exacta puede hacer de un pesito tres mil quinientos.

De todos modos, la manera más común es jugar a números de dos cifras. Tan común es esto que se ha compilado una tabla que nos permite asociar los números con objetos, eventos, personas y hasta momentos de la vida.

No se juega así no más, sino que hay ciertos criterios para escoger el número. Voy a mencionar solo tres.

Números, Fechas y años: este método consiste en asociar componentes de la fecha, aniversarios, cumpleaños, cantidad de años cumplidos y todo compenente numérico de un evento dado. Yo nací el 27 de enero, y cumplí 27 en el 2007, puedo jugar una redoblona al 27, puedo jugar al 27, al 01 y 80. O por ejemplo, mi hermano obtuvo 78 en un exámen con puntuación del uno al cien, siendo cien el mejor resultado; dado que esto es una grata ocasión: el método sugiere ir a jugar al 78.

Eventos, efemérides y la tabla: El azar argento tiene su Piedra Rosetta, esta es la tabla de la Quiniela anteriormente citada. Es seguro que esté en su casa de apuestas amigas, no sea tímido y consúltela. El mecanismo es muy sencillo, al menos en apariencia: diversas situaciones, profesiones y cosas tienen un número asociado. Es cuestión de buscarlo en la tabla. En el ejemplo anterior, mi hermano obtuvo un 78, fue una sorpresa para todos porque mi hermano no suele estudiar mucho. Entonces tenemos dos números: 99 los hermanos y 72 sorpresa. Podemos igual jugarle al 78, pero ahí renunciamos a la tabla. Podríamos hablar entonces de un criterio mixto. Pero ojo que el 78 tiene otro significado. El uso de esta técnica tiene mucho de interpretación, ya que la tabla no incluye todo lo que puede pasar directamente, pero un avezado jugador encontrará mediante la interpretación encontrar el significado numérico de cualquier cosa.

Los sueños: tal vez una de las razones por las cuales el psicoanálisis, la interpretación de los sueños de Freud y la psicología en general hayan calado hondo en nuestra cultura tenga que ver con que hasta en el juego de los números interpretamos sueños. El método se basa en la tabla. Uno sueña que le habló una persona muerta hace años y del susto uno se cae en ese mismo sueño. Bien, con la tabla en la mano vemos que tenemos que jugarle al 56 (la caída) y el 48 (el muerto que habla). Nuevamente, este es un caso directo. El campo de la interpretación es fertil e inacabable.

Desde ya que se pueden combinar estos métodos, sin importar las heterodoxias.

El jugador de Quiniela es constante e infatigable. Algún necio dirá que es un vicio, pero se trata de una cita con los números y la suerte. Hay tipos que están dotados con una suerte de intuición infalible y se financian el vicio. Otros juegan toda la vida, todos los días y no sacan gran cosa. Incluso nada. Pero no se trata de ganar, sino de jugar.

Lo bello en esto es tratar de encontrar guiños del destino en los números. Encontrar un orden allá donde parece que solo hay intemperie y nada.